Diversidad regional en una muestra de perros mesoamericanos

  • Eduardo Corona-M. Instituto Nacional de Antropología e Historia, Delegación Morelos. Matamoros 14, Col. Acapantzingo, Cuernavaca, Morelos, 62440, México.
Palabras clave: Perros, Arqueozología, Mesoamérica, Occidente de México, México

Resumen

Se ha documentado ampliamente que el perro (Canis familiaris) es una de las especies domésticas más importantes de las culturas mesoamericanas, desde el Preclásico hasta el Posclásico. A pesar de su importancia y el amplio registro en varios sitios arqueológicos, la mayoría de las veces se pasa por alto la información morfológica y morfométrica de los ejemplares, por lo que se conoce poco sobre la diversidad de tamaño que alcanzó esta especie en la época prehispánica.

Con base en los datos etnohistóricos y en los registros arqueológico, se postularon al menos tres linajes principales de perros: el perro común; el tlalchichi, de baja altura y cuerpo robusto; así como el xoloizcuintli, que se asume, tiene la ausencia de dos características: tanto la falta de pelo como por la ausencia del primer premolar, algunos autores también refieren a este último linaje como un perro de tipo americano.

Este trabajo se basa en el protocolo común para los estudios arqueozoológicos, con el fin de estudiar una colección de 32 especímenes diferentes de perros que se supone pertenecen a sitios ubicados en el oeste mesoamericano. La diversidad regional de tamaños de los perros prehispánicos se explora mediante la fórmula de la alzada, donde el tamaño medio es el más frecuente.

Publicado
2019-08-29
Sección
Artículos