Animales y esencias compartidas en los códices mayas prehispánicos: el significado del jeroglífico T572

  • Merideth Paxton University of New Mexico. Latin American and Iberian Institute. MSC02 1690, 1 University of New Mexico, Albuquerque, New Mexico 87131-0001, U.S.A.
Palabras clave: zarigüeya de Virginia, Didelphis virginiana, Yucatán, religión maya, Códice Dresde, uayeb

Resumen

Los intentos de comprender las conexiones espirituales de los mayas prehispánicos con los animales en sus entornos naturales han intrigado a los investigadores durante mucho tiempo, y han resultado en varios términos clasificatorios. Uno de ellos es la co-esencia, que en general se ha relacionado con el jeroglífico (T572) de los códices, pero no se ha estudiado en detalle. El propósito principal de la presente investigación es comprender mejor las percepciones de la naturaleza antes de la conquista, determinando con más precisión cómo funciona este glifo.

Mi método primero consistió en hallar los contextos de T572 en los tres códices prehispánicos sobrevivientes con textos jeroglíficos: Códice Dresden, Códice Madrid (Códice Tro-Cortesianus) y Códice París. En segundo lugar, estudié los textos e ilustraciones que acompañan, las definiciones de las palabras mayas yucatecas y los informes de antropólogos, historiadores del arte, biólogos, epigrafistas, etnobiólogos y etnógrafos. Hallé que el T572 solo aparece en las páginas 25-28 del Códice Dresden, en la sección sobre las ceremonias relacionadas con el reciclaje de los haabs. Dado que estos eventos se llevan a cabo durante los 5 días de uayeb, al final de los haabs, me centré en las zarigüeyas antropomorfas con vestidos muy elaborados, que les pertenecen. Mientras que los investigadores anteriores habían visto a las zarigüeyas del Códice Dresde solo como bacab / pauahtuns orientados direccionalmente, aquí se presenta la primera investigación detallada sobre el motivo de la asociación.

Llegué a la conclusión de que las criaturas ilustradas se parecen mucho a las zarigüeyas vivientes, y que tienen otras características apropiadas para simbolizar el uayeb. Además, estos organismos son participantes en un grupo de co-esencias con funciones compartidas en el año solar. Los textos jeroglíficos confirman que son principalmente aspectos del tiempo solar, y no son naguales. También, las zarigüeyas antropomórficas de Dresden derivan de similitudes físicas entre humanos y animales, en tanto, la evidencia en los diccionarios mayas yucatecos muestra que los humanos no siempre se distinguían claramente de los animales.

Publicado
2019-08-29
Sección
Artículos